miércoles, 11 de abril de 2012

Herencias


Son cosas como un lunar en la barbilla, o la mata de pelo que todos envidian, o puede que ese mal genio que te gastas a veces, o este amor por trabajar con las manos, camuflado toda tu vida bajo los libros. Puede ser cualquier cosa. Puede ser una caja. De madera, olvidada en el rincón en el ángulo oscuro, como el arpa. Con el tiempo parado dentro de ella, esperando que su dueño vuelva a abrirla al día siguiente. Pero el dueño no llega, y en su lugar pasa un nieto y comenta: “cuando la vea mi hermana, le va a encantar”. Y la hermana la ve, y le encanta. Y en seguida sabe cuál es el nuevo lugar en el que cobrará vida.

Sobre la mesa roja del otro abuelo que viste aquí, para que vuelvan a pasar un rato juntos, como cuando salían a pescar.

6 comentarios:

  1. Es preciosa, tiene una solera impresionante. Yla mesita roja no puede gustarme más. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola guapa!!!! Bienvenida a este mundillo!!!! Esta caja es impresionante y si encima trae recuerdos ni te cuento...

    Besos,

    http://nomemancheselsuelo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. gracias! he decidido mantenerla como está, un poco de cera, y lista para llenarla de cosas. voy a tener que mirarme esta atracción por las cajas. M dice que tenemos la casa llena... de secretos escondidos en cajas :)

    ResponderEliminar
  4. Qué bonito! Eres entrañable, ¿lo sabes?. Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  5. Me han pasado un premio y ahora queiro que lo tengas tu!! =)

    Espero que te guste,

    http://nomemancheselsuelo.blogspot.com.es/2012/04/pics-and-prizes.html

    ResponderEliminar

¿qué te ha parecido? quédate un ratito y cuéntamelo, anda...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...